Blog Sexo | SexotiKa Sexy News

Orgasmo rápido en cinco pasos

Orgasmo rápido en cinco pasos

Cuando el tiempo es poco y el deseo de sentir placer se exacerba, hay varias técnicas para que la lleves a alcanzar el éxtasis tan pronto como es posible. Pero, ¿qué pasa cuando no hay tiempo o cuando quieres que ella alcance el éxtasis en pocos minutos?

Os sacamos de dudas con el orgasmo rápido en cinco pasos:

1. Juega con su vagina y tócala dentro, afuera, atrás, hasta que esté húmeda y excitada. Toca  su punto G. (¿Qué dónde está? Para encontrarlo introduce dos dedos en su vagina de frente a ti, para hacer un movimiento como de “ven aquí”). Cuando ella esté al borde del grito, penétrala rápidamente y sin parar. Sí, como si quisieras acabar dentro de ella. Luego detente de vez en cuando, salte y haz otra cosa. Después repite esta acción con fuerza. ¡Te suplicará piedad!

2. Usa un pequeño vibrador para jugar con su clítoris antes del coito. No lo coloques directamente, porque es muy sensible y ella no soportará tanto. ¡Es muy delicada esta zona! Al mismo tiempo, besa sus pezones y tócale el trasero. Moja un par de dedos y no dejes de tocar su clítoris. Usa el vibrador de vez en cuando, y algún dedo.

3. Deja que sea tu vaquera. Que te monte y haga contigo lo que quiera, que se mueva en círculos, adelante y atrás y que le sirvas de palanca de velocidades. Déjala que se monte en ti mirándote de frente al rostro y luego de atrás, mirando hacia tus pies, por ejemplo. Esa es la posición preferida por las mujeres para tener su orgasmo. Tú sólo déjate gozar y haz que ella se sirva. Sólo te escucharemos gritar: “¡Arre! ¡Vaquera!”.

4. Con ella encima de ti, mientras la penetras por la vagina, abre su ano con tus dos manos y acércala a ti. Dale un par de nalgadas y dile que se mueva así durante un rato. Toca su ano poco a poco con tu dedo e introdúcelo mientras ella está encima de ti. Lubrícalo antes con un lubricante de agua o ponte un condón en el dedo, de preferencia también lubricado. Así deslizará más fácil y te protegerás, ya que si alguno de los dos tiene alguna Infección de Transmisión Sexual y en tu dedo tienes una herida, podrían contagiarse fácilmente. Penétrala rápidamente y con fuerza con tu pene y no dejes de mover tu dedo al interior de su ano, que deberá introducirse cada vez más y más. ¡Se vendrá sobre ti y te mojará como nunca antes!   

5. Usa tu lengua al máximo en sus labios vaginales, pero por poco tiempo. No deposites demasiada saliva, pues puede ser muy incómodo para ella, y tampoco permitas que se seque demasiado. A nosotras no nos gusta que te quedes allí una hora, sin pasar al siguiente punto, ni que la sábana se moje y después parezca que nos hemos orinado allí. Lo más importante es saber combinar los tiempos y coordinarte con perfección para que ella logre la verdadera excitación.

Así, si sigues estos breves pero atinados consejos, obtendrás el orgasmo de tu mujer en cualquiera de estos cinco sencillos pasos.

¡Buen provecho!

1 comentario

Escribir un comentario