Blog Sexo | SexotiKa Sexy News

Los gemidos durante el sexo

Los gemidos durante el sexo

Hay pocas cosas que exciten más que oír a tu pareja gemir de placer.

Los productores de porno lo saben y por eso ponen a sus actores y actrices a hacer escándalo y también por eso muchas personas exageran los gemidos para excitar a su pareja o peor aún, para fingir un orgasmo y acelerar así el orgasmo masculino (tanto como el 80% de las mujeres en una encuesta de 2014 hacen esto por lo menos la mitad de las veces que no logran llegar al orgasmo)

Contrario a la creencia popular, no todo placer va acompañado de un sonido, lo más común es de hecho todo lo contrario. En un estudio de 2011 se encontró que la gran mayoría de las mujeres no gimen como consecuencia del orgasmo. Tanto como el 66% de ellas afirmó que gime hasta después de haber llegado al orgasmo y que lo hacen para fomentar el orgasmo en sus parejas y el 87% dijeron que gemían para fortalecer la autoestima de su compañero.

Lo cual no quita que si hay algunas que son gritonas genuinas. Para estas últimas, el placer no está completo si no se pueden expresar a sus anchas. Algo que no siempre es posible. A veces hay que restringirse porque no es que una pueda expresarse libremente en todos lados. Y bueno, también el tener que hacerlo en silencio, como en secreto, tiene su morbo.

A veces creemos que somos los únicos que hacemos ruido, hasta que nos toca escuchar a alguien más. En cuanto a oír los gemidos de otros, creo que depende de quién vengan los gemidos. No es lo mismo oír a tus padres, algo generalmente incómodo, que una pareja de vecinos sexy que pueden incluso llegar a inspirarte.

La capacidad de inspirarte se acaba cuando lo que hacen es desvelarte y lo digo por experiencia propia. Cuando estudiaba fuera, me tocaba compartir apartamento y las paredes eran prácticamente de papel. Tenía una vecina de cuarto gritona y que para cuidar mi pudor y mi sueño, me pasaba dejando un ipod con audífonos cuando regresaba a casa con alguna conquista. Siempre se lo agradecí mucho.

Últimamente, los gemidos se han convertido incluso en arte. Para muestra, el proyecto de Clayton James Cubitt llamado Hysterical Literature que muestra videos de mujeres leyendo literatura mientras son estimuladas hasta llegar al orgasmo.


Escribir un comentario